DLA Columnas | 16/12/2016 | 6:49 pm
Rebelión democrática

Por: Desde cerro Felipe

Así se puede catalogar el escenario actual de los factores democráticos, rebelión democrática, es todo un movimiento de descontento de las bases de los partidos políticos, incluyendo las organizaciones que giran en torno al partido de gobierno o los llamados polo patriótico. Es toda una configuración generalizada en el tejido de la conciencia de cada uno de los individuos con cultura democrática que ven con preocupación la incertidumbre, primero, de un gobierno que atenta hasta en contra de su propia militancia o seguidores ya que al no haber alimentos y medicinas, lo que está de por medio es la propia subsistencia de la vida; la propia institucionalidad se ha convertido en una aliada de exterminio como es el caso de los CLP, las mafias de los cuerpos de seguridad que siembran expedientes, desapariciones y detenciones arbitrarias; los propios organismos empresariales del Estado cuando acaparan productos o los desvían para las fronteras en la economía del contrabando y el bachaquerismo; allí existe todo un atentado contra la vida y el futuro del país.

La burla grotesca de quienes conforman los poderes del estado cuando no respetan ni la propia Constitución Nacional en ese afán desmedido de concentrar todo el poder en el Ejecutivo Nacional, aunado a una Asamblea parlamentaria y cuya elección fue producto de una enorme indignación del pueblo en contra de un gobierno que ha hecho de la vida del venezolano la más grande tragedia en su historia republicana, pero cuyo balance de la gestión legislativa durante un año se ha traducido en simples guerras intestinales de sus factores internos, han perdido el tiempo en discusiones estériles como fue la ley de la vivienda de cuya estructura los propios beneficiarios la rechazaron por carecer de un sentimiento y de una realidad; se obviaron grandes discusiones que tenían más sentido práctico y permitían un acercamiento con densos sectores, caso muy específico, la reforma al reglamento de la Ley Orgánica del Trabajo, cuya demora se encuentra desde la reforma de Caldera hasta el dos mil doce cuando el Tribunal Supremo de Justicia declara la constitucionalidad de la misma; la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Financiera del Sector Público, de cuyo instrumento jurídico pasó a formar parte una ley habilitante para concentrar todos los recursos en la presidencia de la República; la enmienda constitucional de los derechos políticos y de los referéndum popular; del régimen socioeconómico como elementos puntuales para destrabar toda una telaraña que impide el total desenvolvimiento de una verdadera cultura democrática en el marco del derecho.

La última fase que se puede catalogar como la gran traición al pueblo venezolano es la llamada mesa de diálogo, donde ambos bandos MUD-Psuv optaron por quitarnos el derecho a expresarnos libremente en el referéndum revocatorio y desviaron la atención hacia un debate de dimes y diretes cayendo en el fango más bajo de la anti-política, sin darle respuesta alguna a la grave crisis económica que atraviesa el pueblo venezolano; allí es donde la rebelión democrática de las bases, es el propio descontento generado por los acuerdos entre gallos y medianoche de quienes pretenden erigirse “representantes del pueblo” sin tomar en cuenta la opinión del propio pueblo. La popularidad de la Asamblea Nacional al igual que la del gobierno, se encuentra totalmente por el suelo ya que en vez de direccionar una política que ayude a salir de esta espantosa crisis, ambos bandos se encierran para hacer cálculos internos en ver como se benefician de la crisis y arman grandes demagogias en cadena nacional para mantener al pueblo entretenido y permanentemente preocupado por la sobrevivencia de vida.

La rebelión democrática ya es un hecho palpable y cuya demostración se encuentra en las encuestas donde los que optan por una opción distinta a la MUD-Psuv crece aceleradamente y es un hecho el rompimiento de esa hegemonía, el pueblo chavista y democrático busca otras alternativas frente al desastre actual.

hectordiaz63@hotmail.com

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions