DLA Columnas | 14/12/2016 | 1:00 am
¿Cono o embudo monetario?

Por: Julio Ándres Borges

Los nuevos billetes presentados por el Banco Central de Venezuela asustan a la inmensa mayoría de los venezolanos por la magnitud de lo que representan. Y tenemos razones para estar asustados y preocupados.

El valor adquisitivo del papel moneda de mayor denominación durante los últimos años, el billete de 100 bolívares, ha sido destruido sin misericordia por este gobierno corrupto, botarate e ineficiente. Con el salto de Bs 100 a Bs 20.000, Maduro y sus enchufados reconocen y aceptan que la inflación en Venezuela seguirá creciendo vertiginosamente. Y los que pagan la consecuencia de una inflación galopante somos la masa trabajadora del país. Día a día, nuestro salario retrocede con respecto al costo de la vida y nos hace cada vez más pobres, mientras que el gobierno se hace cada vez más rico y poderoso.

La inflación tiene remedio y, de hecho, en la mayoría de los países del mundo la inflación está bajo control, incluso en algunos rozando el cero por ciento.

Tenemos la inflación más alta del mundo porque tenemos al peor gobierno del mundo dirigiendo el país.

Controlar la inflación requiere disciplina fiscal, reglas claras, generación de confianza entre los productores nacionales y una lucha frontal contra la corrupción. De cada 100 dólares que entran al país, 97 vienen por la vía del petróleo. Si los precios del petróleo están bajitos y producimos cada vez menos, estamos condenados a sufrir, a menos que diversifiquemos la economía y atraigamos inversión extranjera al país. Ninguna de esas medidas está en la agenda de Maduro, dedicado, como su antecesor, a destruir el tejido industrial y empresarial del país.

Solo con un nuevo modelo económico podremos enrumbar a Venezuela por el camino del progreso y la esperanza.

A un año del 6-D. Hace un año, nuestra coalición unitaria obtuvo una extraordinaria victoria electoral conquistando democráticamente dos tercios de los escaños en disputa. Desde entonces, hemos sufrido ataques sistemáticos contra la autonomía de la asamblea y sus funciones fundamentales, además de ataques personales, detenciones y diferentes formas de acoso. Seguiremos luchando sin descanso, nacional e internacionalmente, contra el secuestro constitucional que sufre el país, sin importar las consecuencias ni cuánto tiempo tarde.

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions