DLA Columnas | 13/12/2016 | 1:00 am
Soliloquio Gubernamental

Por: *Marcos Guerrero

Vergonzosamente y a todo riesgo la dirigencia de la MUD, con todas las buenas intenciones que tenía, cayó una vez más en la trampa del gobierno. El gobierno planteó un diálogo, se comprometió y no cumplió. Los mediadores o facilitadores muy temerosos y otros aduladores del gobierno, ya casi para cerrar el año, han despertado de la somnolencia y le han cantado sus verdades al bailarín de Miraflores. No faltaba más, el ridículo al cual los ha llevado no era para menos, y los representantes de la MUD ante la mesa acaban totalmente desacreditados por tratar de buscar una solución inmediata al problema político social que vive nuestro país.

No es fácil tratar de dialogar con quienes por casi dos décadas han gobernado a sus anchas este pobre país, prácticamente actúan como dueños de él. Se apoderan de sus recursos, los explotan sin ningún control, los distribuyen y manejan como se les place, y todas las instituciones pues glorifican lo que hacen. Lejos muy lejos están los pesos y contrapesos de las instituciones dentro del Estado de derecho, no hay quién controle el poder exacerbado del Ejecutivo sobre los otros poderes, ningún equilibrio existe y la separación de poderes es simple y llanamente formal. El poder sin control ni límites, desembocado, sabemos lo que representa.

Muchas críticas para la MUD por tratar de conversar con facinerosos a quienes les importa un bledo empeñar su palabra y dejar que se pierda la prenda sin ninguna preocupación. La seriedad del gobierno desde que comenzó, e inclusive antes de comenzar es totalmente nula. Se prometió un proyecto de país y el mismo conforme avanzó el tiempo fue cambiado abruptamente. Se aprobó una Constitución y la que se aplica es la que interpreta la Sala Constitucional, conllevando ese proceso a desaplicar jurídicamente la Carta Magna por normas totalmente opuestas al contenido constitucional, y todo para complacer el dictado del inquilino adueñado de Miraflores.

Ciertamente mi crítica no es para la dirigencia de la MUD, con la cual me solidarizo, que creyó en el diálogo, pero que debimos haber tenido debajo de la manga nuestras opciones dado que no es la primera vez que el gobierno simula dialogar para ganar tiempo, tiempo precioso que perdemos los venezolanos en recuperar a un país sometido y secuestrado por el hampa, hampa que está incrustado en todos los niveles, en el alto denominada de cuello blanco y la del bajo mencionada por mí como el de las camisas harapientas que es la menos peligrosa, pero que responde activamente ante la llamada de la primera, y se torna criminal.

En fin terminamos 2016 sin ningún cambio político que alivie la grave crisis política, económica y social que padece nuestro pueblo. Algo pasará por cuanto las locuras y negociados gubernamentales cada día se salen más de lo común y arengan más el descontento. Qué pasará lo desconozco, dudo que el diálogo arroje resultados, ojalá esté equivocado, pero insisto quién dialogue con marrulleros por lo menos debe estar atento de la cartera.

marcosguer100@gmail.com

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions