DLA Columnas | 5/12/2016 | 8:51 pm
Discriminación oficial y aumento salarial

Por: Marcos Guerrero - @MARCOSGUER100

El Presidente de la República, Nicolás Maduro, en su afán de abatir el poco poder adquisitivo de los trabajadores de la Administración Pública y Privada, incrementó en diversas oportunidades en el año 2016 el Salario Mínimo así como también el ticket de alimentación, llevando el salario mínimo de 9648 bolívares, finalizando el año 2015 a Bolívares 27.092 para final de 2016, triplicando el salario mínimo en un año, y elevando la cesta ticket de 3,5 unidades tributarias diarias a doce (12) UT.

         En la misma proporción que iba aumentando los salario y el ticket de alimentación en esa misma proporción fue elevándose la inflación, y para muchos economistas quiso apagar el fuego con gasolina, pues bien evidente que la mega-inflación que tenemos se lo debemos a sus erradas políticas económicas, pero para el mundo socialista, que siempre ven al revés, dignificó a los trabajadores, ahora va a tener que regalarles una carretilla para trasladar el dinero y pagar lo poco que les alcanza la remuneración mensual. Tenemos la tasa de inflación más alta del mundo, y según el gobierno es por culpa de una página web. Qué debilidad tan grande de este gobierno que una simple página web le destruye el aparato económico. Siempre la culpa es de la vaca.

         Pero lo más descarado es, que luego de desajustar los presupuestos anuales con los que trabaja la administración pública, ya deficitarios por cierto, con los fulanos incrementos salariales, no envía los recursos en su debido momento, generando deudas y además de enviarlos retrasados también los envía fallos, generando molestias en el personal adscrito a las diferentes dependencias públicas.

         Ahora bien, el Gobierno Nacional, a través de Fondem, envía los recursos a todas las Alcaldías del estado Trujillo, pero deja por fuera a la Alcaldía del municipio Valera, trasladando los mismos de manera discriminatoria y creyendo que le hace mal al Alcalde y está es perjudicando a los trabajadores a quienes luego de elevarle la inflación con sus erradas políticas ahora no le gira los recursos, y no puede enrostrarle la culpa a la Alcaldía de Valera por cuanto ya existía un presupuesto y a ese clara y evidentemente hay que ajustarse.

         El acto de discriminación está allí presente como parte de la estrategia oficial del gobierno nacional con todos los que huelan a oposición, y como lo señalé anteriormente es responsabilidad del gobierno nacional transferir los recursos a los municipios y estados por cuanto el aumento salarial lo decretó el jefe del ejecutivo nacional. Gracias a Dios se les ocurrió inventar billetes de mayor denominación por cuanto de lo contrario, el gobierno nacional tenía que regalarle una carretilla a cada trabajador para que haga sus respectivas compras, o mejor todavía utilizar los carritos de los supermercados para trasladar el dinero y los productos traerlos cómodamente en el bolsillo. La Mega Inflación otro logro de la revolución, ¿Así, así es que se gobierna? 

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions