DLA Columnas | 28/07/2014 | 2:00 am
Reinventar la actitud ciudadana

Por: Cecilia Sosa Gómez

Nos encontramos ante la amenaza de un estallido. El agravamiento de las disparidades entre ciudadanos, producto de quien puede aun comprar comida y quien no lo puede hacer, además de la parálisis del aparato productivo, sigue amenazando una situación institucional inestable.

Todas las proclamas del gobierno no pasan de ser declaraciones que si se miran son medidas a medias pero que no resuelven.

No hay economía fuera de una dimensión social por ello no hay separación entre los problemas de la economía y los de la política, porque ninguna política puede separarse de las presiones económicas.

Mientras más se quiere hacer reconocer la legitimidad del poder, los ciudadanos se sienten cada vez menos representados.

La cuestión de legitimidad sigue planteada.

El debilitamiento del gobierno. Un pilar presidencial sin control. Un poder que se aleja cada vez más de los ciudadanos. No se puede creer en el rol democrático de las instituciones., ni la alternabilidad, un comportamiento nada constitucional pone en cuestionamiento la regla de conducta de legitimidad que es igual a sometimiento a la Constitución y la ley.

La confianza entre los ciudadanos y responsables políticos se debilita año tras año.

Se nos abre un camino: Presionar ejercitando nuestro derecho a la protesta ante un gobierno que no vela por la garantía de nuestros derechos constitucionales. Nos toca demandar, gritar a las puestas de los Despachos Oficiales por seguridad personal, que se nos de protección a nuestras vidas y bienes, ya que la carga de la satisfacción de este derecho la tiene íntegramente el Estado y ese Estado lo conforman las distintas ramas del Poder Público.

Protestar ante la falta de alimentos y de trabajo, sin hablar de la educación y de acceso a una salud igualmente de calidad. Qué pasa que nos quedamos sin medicinas para los enfermos? Dicen que llegan en tres meses y los enfermos de hoy?

Este Gobierno, declara, habla y habla, gasta, se endeuda y parece que todo se esfuma. La corrupción y el burocratismo ineficiente no lo corrige, entonces que nos queda a los ciudadanos? Exigir y denunciar, mostrar a cada instante la falta de atención ciudadana. No podemos tener una actitud conformista y pasiva. Todo sube, servicios, comida, transporte, cualquier cosa que se consiga está 300% más caro, de quién es la responsabilidad? Tenemos que activarnos mucho más que las 36 protestas por día.

Somos cada uno de nosotros un ciudadano libre, humano y social, en cuanto miembro del cuerpo político, pero en esencia decidimos darnos un Estado para que esté al servicio de los valores y principios de la libertad, la democracia, y el respeto a la dignidad de cada venezolano. Entonces, si el Estado no responde qué nos pasa que no reaccionamos?

@CeciliaSosaG

cecisosagomez@gmail.com

Quiénes Somos | Estructura Corporativa | Aviso Legal | Dónde Llegamos | Contacto

Copyright © 2014. Editorial Diario Los Andes. Venezuela | RIF: J-09003756-0

Powered by:Venetech Smart Solutions