Inicio
Violación de derechos humanos: común denominador de las cárceles venezolanas Imprimir E-Mail
escrito por Arelis Hernández/DLA Táchira   
miércoles, 11 de noviembre de 2009
Según el Observatorio Global de Prisiones la cifra de violencia en Venezuela en estos últimos 10 años -de 1999 hasta 2008-, arroja 3.664 muertes violentas en las diferentes cárceles del país -31 recintos- y un total de 11.401 heridos, lo que equivale a más de 15 mil sucesos de sangre "violento".

Una vez más, la problemática que se mantiene en las cárceles venezolanas viene a ser tema de discusión. José Alberto Betancor Pernia, presidente de la Fundación Tachirense de Atención Penitenciaria (Funtap), aseguró que los internos de las cárceles en el país y obviamente en el estado Táchira, están sufriendo serias violaciones de derechos humanos.

Indicó que durante el taller de mesa de trabajo, realizado en la biblioteca pública "Leonardo Ruiz Pineda", celebrado el pasado 24 de septiembre, se discutió el análisis situacional de la problemática penitenciaria en el estado, constatándose que existe una mezcolanza entre los procesados (persona que no se sabe si es inocente o culpable) con los penados (persona con una sentencia firme, emanada por un tribunal), los cuales comparten la misma celda, por lo que aseveró que esto es una clara violación del ordenamiento jurídico nacional e internacional en materia penal, la cual manda que debe haber una clasificación de acuerdo a la gravedad de la violencia del delito.

Asimismo explicó que entre otras de las violaciones existentes, se encuentra el retardo procesal penal, por lo que dijo que no existía una verdadera celeridad en los juicios, aunado a que los jueces no sentencian rápidamente, constituyéndose una violación al Código Procesal Penal (que ha tenido varias reformas) y a los derechos humanos. "En el estado Táchira no existe un internado judicial, la Ley es clara en que los procesados tienen que estar en un internado judicial o en un reten, aquí no existe nada de esto, es decir hay más procesados en el centro penitenciario que penados", apuntó.

Hacinamiento y deterioro

De igual forma señaló el presidente de Funtap que, en el centro penitenciario se observa deterioro en la infraestructura y además los internos son sometidos al hacinamiento, por cuanto es una cárcel para un total de 600 personas, y no para 2093 internos que en estos momentos se encuentran allí, adicional a ello reciben una mala alimentación.

Situación que conlleva al deterioro en la salud (enfermedades respiratorias, dermatológicas, gástricas y de transmisión sexual), además de contar con apenas una enfermería para una población de 2093 personas, "una cárcel con esa matricula de internos, debería contar con un centro asistencial interno y modernizado como lo establecen claramente las doctrinas internacionales, emanadas por la ONU. Este panorama ha venido a contribuir con la violencia carcelaria en Venezuela".

Asimismo destacó el titular de Funtap, que "el estado de acuerdo al artículo 55 de la Constitución Nacional está en la obligación de brindarle seguridad a los ciudadanos, garantizándoles todos los derechos humanos, sin embargo, vivimos en una sociedad con una extrema violencia".

Por otra parte manifestó que "el 9 de octubre se llevó a cabo un seminario en el Hotel Lidotel, en el que participó Humberto Prado, jefe del Observatorio Global de Prisiones (OGP), quien trató el tema de la Descentralización Penitenciaria, además se plantearon las posibles soluciones a la problemática, así como los módulos que tienen que ver con la violación del articulo 272 de la Constitución Nacional, referente a las transferencias y privatización de los centros penitenciarios a las Gobernaciones y Alcaldías, ya que es un mandato constitucional, y no potestativo y discrecional del estado hacerlo, sino es un mandato constitucional, y hoy en día no se cumple, afirmó.

Llamado a la conciencia

Finalmente, Alberto Betancor a través de la Fundación Tachirense de Atención Penitenciaria (Funtap) hizo un llamado al Estado venezolano para que haga los correctivos necesarios, ante las violaciones humanas existentes e igualmente llamó a la sociedad venezolana a que tome en cuenta que es muy importante contribuir a la reinserción de los internos en la sociedad. "Es importante que todos tengamos conciencia de ello, la cuestión delictiva ha aumentado en Venezuela".

Más impedimentos

Betancor también se refirió al impedimento que tienen los medios de comunicación para acceder al recinto carcelario, ya que se prohíbe la entrada terminantemente de los reporteros. "Desconozco la razón, ya que cuando hay un acto bien organizado se les permite la entrada, por el contrario si algún periodista quisiera ir en pos de su trabajo, no se le permite el acceso", acotando que "actualmente está prohibido el acceso a cámaras fotográficas o de video, pero antes se permitía el acceso sin ningún problema".

Con respecto a los talleres de producción que debería tener el penal para los internos, indicó que los mismos han caído, "no hay ninguna actividad que se esté desarrollando dentro del penal. Hay mucha deficiencia. Aquí deben traerse las empresas privadas a las cárceles, de tal manera que los internos puedan trabajar, para no incitar al ocio".

También resaltó la importancia de traer el comercio y las extensiones universitarias dentro de los penales, además de consolidar incentivos con las empresas privadas, para que contraten a los internos que ya salen en libertad".

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana