Inicio
Cuando las mariposas aprenden a volar Imprimir E-Mail
escrito por Eliazar Montilla Abreu   
martes, 22 de septiembre de 2009
"Una vez que llegó al poder comenzó la metamorfosis, el ciclo se cumplió: huevo, larva (oruga), pupa (capullo o crisálida) y adulto. Ya no fue más el manso candidato. Su primera acción gubernamental estuvo dirigida a la consumación de un acto de traición en contra de todos los trujillanos", señala en su escrito el cronista Eliazar Montilla Abreu

Hace décadas se publicó en nuestro país un libro que llevaba el mismo nombre con el que se titula el presente artículo, y su temática, si no mal recuerdo, tenía que ver con los cambios de conducta que se producen en las personas en una determinada etapa de sus vidas, específicamente durante su tránsito de la niñez a la adultez. No sé por qué, pero ante la indignación que experimenté desde el mismo día que se publicó la información sobre el infame Decreto 277, trataba de buscar alguna expresión que pudiera servir de punto de partida a todas las ideas e intentos de explicación que se agolpaban en mi mente. Finalmente, después de la confirmación por parte del gobernador del estado Trujillo, Dr. Hugo César Cabezas Bracamonte en torno a la existencia del Decreto, la expresión llegó a mi mente: "cuando las mariposas aprenden a volar".

En esta expresión, veladamente se hace referencia a una de las más completas metamorfosis que puede experimentar un organismo sobre la tierra y que da título a una de las obras esenciales de la literatura universal escrita por el checo Franz Kafka.

Recuerdo al aspirante a gobernador en una de sus visitas a Sabana de Mendoza, repartiendo saludos, abrazos y promesas, con una amabilidad y mansedumbre, que es propia de todos los candidatos tradicionales y que en aquella ocasión se desbordó en exceso. Su cara de burgués y sus finos modales no fueron en ningún momento impedimento para el establecimiento de una buena comunicación entre él y quienes con mucho respeto y gran esperanza escuchamos sus planteamientos. Se fue y quedamos convencidos: al estado Trujillo le esperaban nuevos y mejores tiempos.

No obstante, una vez que llegó al poder comenzó la metamorfosis, el ciclo se cumplió: huevo, larva (oruga), pupa (capullo o crisálida) y adulto. Ya no fue más el manso candidato. Su primera acción gubernamental estuvo dirigida (no entendemos por qué, ya que no da explicaciones) a la consumación de un acto de traición en contra de todos los trujillanos: armó un equipo de gobierno plagado de desconocidos y desconocedores de la realidad regional, ninguna de las direcciones de la Gobernación del Estado quedó bajo la conducción y responsabilidad de coterráneos, sino que se asignó para dichos cargos personas provenientes de los estados Mérida, Lara, Maturín y la ciudad capital, Caracas. Eso no representa propiamente un acto de amor, por el contrario, es expresión del gran desprecio, el odio, la desconfianza y el desamor que siente por el territorio trujillano y por sus gentes, sentimientos que en la actualidad se han materializado en el tristemente célebre Decreto 277.

Ahora bien, es evidente que el Gobernador no está solo en esa locura, detrás de la infamia que se ha cometido en contra de la memoria y la obra de Don Mario Briceño Iragorry se encuentra el autor del mito de la Generala Dolores Dionisia Santos Moreno, falaz historia en la que también se embarcó y se embaucó nuestro primer magistrado regional. Lo que muchos aún no logramos entender es por qué ese afán de trocar la mentira en verdad y viceversa, por qué gastar el tiempo en semejantes banalidades cuando en el estado Trujillo todo está por hacerse. No se puede seguir hablando de la cuarta república y consumir el tiempo reinaugurando obras de la cuarta república, cambiando nombres y pintando en rojo y blanco los edificios construidos por la democracia representativa. Esto es de tal certeza y su práctica tan aborrecible que ya Alí Primera, verdadero e incuestionable revolucionario, lo había expresado a través de su canto a mediados de los años setenta. Recuérdelo:




"Yo no lo critico adrede señor gobernador

usted es inteligente, búsquese una idea mejor

porque el hambre no se quita repintando las paredes

yo no lo critico adrede señor decorador"

Vergonzosamente, cualquier desprevenido pensaría que la letra de esta canción corresponde a un "compositor escuálido y anti - revolucionario" en contra del gobierno regional de Hugo Cabezas; pero no es así, su letra fue escrita por el Cantor del Pueblo Venezolano como manifestación de menosprecio y repudio a la inefable política de pintar fachadas aplicada por el gobernador adeco del Distrito Federal, Diego Arria, en la época del primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. Qué paradoja y que similitud entre el ayer y el hoy. Qué cosa tan seria es hablar de revolución cuando ese pasado histórico te golpea en las narices, y por eso se impone implantar por decreto la desmemoria.

En medio de este mar de equivocaciones, imprecisiones y contradicciones no sólo nos preocupa la consumación del perverso Decreto 277, sino los potenciales futuros desaciertos. Tomando en consideración los alegatos históricos esbozados en medio de esta lujuria de poder y adulación, en la que se califica de traidor a la patria a don Mario Briceño Iragorry por su relación con el gobierno del General Juan Vicente Gómez, nos atrevemos a preguntarnos, por ejemplo, qué lugar le tienen reservado los historiadores de nuevo cuño al Dr. José Gregorio Hernández Cisneros, santo venezolano nacido en este territorio y que fue médico de confianza del siniestro personaje, encargado de garantizarle su buena salud para que pudiera seguir gobernando el país durante muchos años. Qué triste y perverso sería el oscuro procedimiento de denigrarlo, y qué contradictorio resultaría el artificio de promover su exaltación. En todo caso, esperemos que la razón y el sano juicio se impongan sobre la embriaguez del poder (que siempre es transitorio) y que a pesar de las contradicciones, en lugar de execrar del santoral al médico de los pobres, se le puedan reconocer sus méritos por encima del ideario de la neo - revolución y de los neo revolucionarios trujillenses.

Ahora bien, más allá del triste Decreto y de la inmoralidad de su contenido, en pleno conocimiento que su autoría corresponde al cronista del municipio Trujillo, Huma Rosario Tavera, debería llamar a la preocupación de los habitantes del estado Trujillo saber quién o quiénes están actualmente legislando en la entidad regional. Obviamente, el Decreto no fue redactado por el gobernador del estado, Hugo Cabezas, porque este carece de competencia legal y de conocimiento para hacerlo; pero tampoco su redacción corresponde al Consejo Legislativo Regional, ya que su propio presidente, el legislador Luis Calderón manifestó de manera explícita su desconocimiento en torno al mismo, y más aún, el día que se atrevió a afirmar su inexistencia fue indirectamente desmentido por el Gobernador del Estado. Frente a esta situación, cuál es la opinión de legisladoras regionales como María Materano y Yuli Abreu, no sólo por la usurpación de sus funciones, sino también por el desmantelamiento de principios esenciales de nuestra historia e identidad.

Al rincón del olvido

Ya para concluir quisiera traer a colación una de las afirmaciones hechas por el gobernador Hugo Cabezas, quien dice estar actuando con la autoridad que le confieren los 170.000 votos que obtuvo en las elecciones del año pasado. Cabría preguntarse: ¿Son realmente esos votos del gobernador Hugo Cabezas o de la tarjeta del PSUV? Obviamente, sin esa tarjeta, cuyos principios ideológicos desprecia y compromete, ya estaría relegado, junto a sus asesores en historia y agregados, al más oscuro rincón del olvido, que es el lugar que le corresponde a quienes como ellos se traicionan a sí mismos al mentir a un pueblo que no es merecedor de sus calumnias ni de sus engaños.

* Cronista Oficial del Municipio Sucre

En la balanza

Al igual que el profesor Juancho Barreto, yo propongo un ejercicio pedagógico: de un lado coloquemos la trayectoria neo revolucionaria del gobernador trujillense Hugo Cabezas y de los mandaderos de Huma Rosario Tavera, con sus contradicciones y su doble discurso socialista; y del otro, coloquemos la trayectoria de Francisco Prada, comandante guerrillero que luchó contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y posteriormente mantuvo su conducta revolucionaria y su acción guerrillera al lado de personajes de referencia histórica como Fabricio Ojeda y Argimiro Gabaldón. Obviamente, la trayectoria reciente y burocrática del gobernador Hugo Cabezas y de los revolucionarios surgidos a la luz del siglo 21, colgados a las instancias de poder y con hambre y sed de saborear aunque sean las migajas que caen de la mesa, no aguantarían punto de comparación, por eso recurren al descrédito. Si no lo creen, pregunten al comandante Hugo Rafael Chávez Frías por qué en reiteradas ocasiones ha manifestado su admiración y respeto por Francisco Prada, a pesar de que éste nunca le ha expresado ni brindado su apoyo.






 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana