Estudiantes exigen cancelar hospedaje de alumnos de bajos recursos Imprimir E-Mail
escrito por Nelson Espinoza/DLA Mérida   
martes, 30 de junio de 2009
Como medida de presión, algunos estudiantes universitarios y representantes estudiantiles iniciaron en el día de ayer un ayuno de 48 horas en el Edificio Central del Rectorado.

Aimara Rivas, vicepresidenta de la FCU, explicó que desde el pasado 28 de mayo se está solicitando al CU que se discutan los requerimientos para que se pueda rehabilitar la Comisión de Servicios de Salud de la FCU, así como tratar la situación de las posadas universitarias, las cuales han pedido recientemente el desalojo de 280 estudiantes pues no se les ha pagado.

Rivas explicó que -por la cercanía del receso docente- es necesario tratar el tema con particular celeridad, pues de no hacerlo todo quedaría para septiembre lo que traería mayores complicaciones.

Igualmente, aseguró que es responsabilidad de los dirigentes estudiantiles exigirle a la Vicerrectora Académica, Patricia Rosenzweig, el cumplimiento de estos compromisos, expresando que si desconoce los mecanismos, permita entonces que el CU se encargue, pues se trata de la salud y el hospedaje de alumnos de bajos recursos.

La vicepresidenta de la FCU igualmente estimó que la visita del director de la OPSU no presentó ninguna solución real a los problemas que los estudiantes y la institución viven cada día, asegurando que esta acción es un ultimátum pues, si en septiembre no han recibido respuesta a las solicitudes, iniciarán una huelga de hambre indefinida conjuntamente con las demás universidades autónomas del país. / NE.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana