Inicio
Escasez de cemento en San Cristóbal Imprimir E-Mail
escrito por Elizabeth Montoya/DLA Táchira   
miércoles, 17 de septiembre de 2008
   Los ferreteros aseguran que paralelamente a la escasez de cemento, también es deficiente -aunque en menor medida- el abastecimiento de otros materiales de la construcción: la cabilla en todas sus medidas y algunos tipos de alambre

Las ferreterías de San Cristóbal registraron esta semana un sustancial descenso en la oferta de cemento. Los ferreteros que dedican un espacio en sus negocios para la venta de este producto aseguran que el abastecimiento dejó de ser normal desde hace unos 20 días y que desde ese entonces ha venido desmejorando progresivamente, ya sea por retardos en el despacho o en el envío de cantidades muy inferiores a las requeridas por cada local.

Los comerciantes aseguran que sí hay escasez de cemento gris desde hace dos semanas, el cemento blanco hace mucho más que "no se le ve la cara" en los puntos de venta y aunque resaltan que las fallas en la distribución de cemento se dan en todas las marcas, desde Andino hasta Vencemos, las mayores irregularidades en el despacho se encuentran en la marca líder tachirense.

Cementos Táchira

Aunque recientemente se haya anunciado que la nacionalización de la empresa cementera Lafarge no generó ningún inconveniente en la producción y comercialización de su producto bandera en la región, "Cementos Táchira", los comerciantes sostienen que la realidad es otra y que la regularidad en el despacho ha desmejorado en el último mes hasta alcanzar un punto crítico desde la semana pasada.

Aseguran que no obtienen respuesta alguna por parte de la planta sobre la reducción en los envíos, y algunos sólo se atreven a decir que probablemente se traten de fallas en la operatividad de algunas de las máquinas del área de producción, y aunque el equipo reporteril de Diario Los Andes consultó la versión oficial de la empresa, tampoco hubo respuestas. 

Baja demanda

Por el hecho de encontrarse muy baja la demanda de materiales para la construcción -aparentemente por la temporada vacacional y por los cambios climatológicos- algunos locales pueden mantener inventarios decentes de entre 30 y 40 pacas de cemento. Sin embargo, quienes tienen disponibilidad de cemento deben comprarlo a cementeras ubicadas fuera del estado -ante la ausencia del producto regional-, lo que aumenta los costos por flete que van directamente a los precios ofertados al consumidor.

Los vendedores de cemento de la capital tachirense aseguran que tratan de obtener el producto en cualquier parte del país de ser necesario, pues éste es el "caballito de batalla" del sector, es decir, el gancho para poder sacar a la venta el resto de los productos relacionados con el ramo de la construcción.

Explican que por cuestiones de economizar costos, el cliente siempre compra todo -arena, cabilla...- donde consiga el cemento para pagar un solo flete desde el comercio hasta su casa u obra en construcción.

Corporación de Cemento

Al igual como sucedió con el sector eléctrico -con Corpoelec-, luego de la nacionalización de las plantas cementeras el Gobierno afina la creación de una Corporación Nacional del Cemento, proceso en el cual estudian incorporar otros productores de insumos del sector construcción: empresas explotadoras de agregados como piedra y arena, y de materiales derivados de la arcilla, en especial las bloqueras. La Corporación no sólo se encargaría de la producción de insumos sino también de la planificación del sector, para la cual se contemplaría preparar un mapa con las plantas y atender así la demanda de cada zona. Se espera que por el tipo de industria, la Corporación de Cemento sea definida con la participación de PDVSA, el Ministerio de la Vivienda y el Ministerio de Infraestructura.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana