Inicio
El Día de la Juventud Imprimir E-Mail
escrito por Mons. Baltazar Enrique Porras Cardozo   
sábado, 08 de febrero de 2014

El 12 de Febrero se celebra el bicentenario de la batalla de La Victoria (1814), en la que dieron su vida por la causa independentista un nutrido grupo de jóvenes y seminaristas caraqueños. La tradición republicana ha consagrado esta fecha como una efeméride, designándola como el Día de la Juventud. La verdad es que quienes combatieron durante los años de la gran guerra fueron en su mayoría gente joven. Basta repasar la lista de los héroes militares que ostentaron altos grados militares antes o en torno a los treinta años de edad.

Es conveniente exaltar el entusiasmo y la entrega juvenil a causas nobles. Pero hay que evitar el riesgo de caer en la épica hueca y romántica que hace de la guerra y la muerte, el paradigma de una juventud exitosa. Venezuela necesita jóvenes sanos, vigorosos, sacrificados, alegres, entregados a las mejores causas en pro del bienestar personal y colectivo. Es una tarea de largo aliento, de espíritu de superación, de exigente formación.

Si nos vemos en el espejo de la realidad actual, observamos que la mayoría de las víctimas y victimarios de la violencia son jóvenes que desprecian o truncan su vida, como rebeldes sin causa. Cuando se siembran vientos se recogen tempestades. Y el aumento exponencial de la criminalidad, amparado en la impunidad y la falta de oportunidades para crecer en comunidad, es la mejor prueba de que no vamos por buen camino.

Que este año de la juventud nos mueva a sembrar valores positivos en nuestros niños y adolescentes. Que la juventud encuentre oportunidades para estudiar, trabajar, tener una familia estable, gozar de tranquilidad para desarrollar, con esperanza y tesón, que en ella, está el futuro, que no es otro que la semilla buena que hemos sabido cultivar con afecto y alegría.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana