Inicio
Obrero grave por mordedura de mapanare Imprimir E-Mail
escrito por María Gabriela Danieri/DLA Trujillo   
jueves, 23 de mayo de 2013
José Gregorio Berríos cortaba una "mano de plátanos" en el patio de su residencia cuando sintió la mordedura de la serpiente. Tras 48 horas de hospitalización, tendrán que amputarle el brazo. Según familiares porque el suero antiofídico no se encontraba

En la tarde del pasado martes, un obrero de 37 años estaba por cortar un racimo de plátanos de su cosecha en la Bajada del Río de Valera, cuando una serpiente mapanare lo atacó y mordió en un brazo. Según relató su hermana Nancy Berríos, el hombre fue llevado de inmediato al hospital Dr. Pedro Emilio Carrillo, donde fue atendido, pero explicó, en ese momento estaban sin suero antiofídico.

La mujer, en compañía de su madre en las afueras del Hospital Central de Valera, indicó que los médicos le dijeron que no tenían el antídoto y debían encontrarlo, de lo contrario la vida de su familiar corría peligro. "Buscamos por todos lados hasta encontrar el suero, el primero lo donó el Seguro Social, pero necesitó otro y lo compramos". Este medicamento, de vital importancia está alrededor de los 1.200 Bs. y cabe acotar que es escaso.

El ciudadano de nombre José Gregorio Berríos, permanece aún bajo tratamiento, aunque en un estado delicado. Berríos contó que lo intervendrán quirúrgicamente para amputarle el brazo afectado, que según ella está ennegrecido, particularidad de la mordida de esa serpiente.

Situación preocupante

Trujillo es el cuarto estado de Venezuela con mayor número de mordeduras de serpientes, según estadísticas que lleva el Teniente Luis Contreras, bombero marino del Instituto Nacional de Espacios Acuáticos (Inea). El caso de Berríos no es el único en el cual han tenido que recurrir a la amputación, explicó que el pasado año, 7 de octubre, día de elecciones, un niño en el HCV tuvo que ser sometido a una operación similar.

La principal causa de llegar a este extremo es que el suero sólo es fabricado en la Universidad Central de Venezuela y no logran cubrir la demanda del interior del país, lo cual obliga a los pacientes a recorrer hasta tres estados en busca del preciado suero o morir en el intento.

El experto en serpientes, explica que en la región existen tres de las cuatro especies venenosas de Venezuela: Mapanare o guayacán, cascabel y coral.

Mortalidad en Trujillo

El teniente Contreras, ha recorrido el territorio nacional, parte de Colombia y Brasil en la lucha para salvar personas que han sido víctimas de mordeduras de serpientes, arañas y escorpiones. Además ha sido reconocido por LUZ y ULA por su lucha filantrópica. Explicó que en los últimos cuatro meses en Trujillo, han muerto innecesariamente cuatro personas, una en el Seguro Social, dos en Sabana de Mendoza y uno del HCV.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana