Inicio arrow Táchira arrow La escasez del cemento genera conflictos y pérdidas en pequeñas y grandes obras
La escasez del cemento genera conflictos y pérdidas en pequeñas y grandes obras Imprimir E-Mail
escrito por Lilibeth Sánchez/ECS/DLA Táchira   
jueves, 15 de noviembre de 2012
Parte de la población entrevistada se mostró descontenta por la realidad que viven a la hora de adquirir la mezcla para concreto, pues según informaron, los gastos son mayores si no lo consiguen y por ende lo pagan al precio que lo consigan

El tema de la venta de cemento en el estado Táchira continúa siendo un problema constante para la comunidad en general, pues tanto los empresarios como las personas naturales luchan constantemente para obtenerlo, pues detrás de esta compra puede que existan variables que lo ameritan con urgencia.

Muchos son los casos de constructoras privadas que buscan el cemento de ferretería en ferretería sin importar el costo que pueda tener, que oscila entre 60 y 80 bolívares, en vista que algunos lo necesitan para realizar obras de gran tamaño y tienen sus empleados que cobran su salario sin importar si trabajaron o no.

Lo mismo pasa con personas naturales que fabrican su vivienda o realizan alguna remodelación y el cemento es el principal material de construcción para concretar la obra, sin embargo conseguirlo al parecer se ha convertido en una odisea.

Así lo informaron algunos clientes que entrevistamos en diferentes negocios comerciales, y está el caso del señor Luis Mendoza, albañil, quien informó que todas las mañanas madruga a buscar en todas las ferreterías para ver dónde pueden venderle 3 ó 5 sacos de cemento, pues su residencia está en construcción y "no es posible concretar el trabajo sin el principal ingrediente", como él lo llamó.

Por su parte, el comerciante Esteben Lozada, encargado de un negocio comercial en la parte alta de la ciudad, indicó que el cemento no está llegando como es debido desde hace aproximadamente dos años, pues en la actualidad le surten el material para mezclar en poca cantidad y eso amerita que lo vendan "graneadito" o por cantidades pequeñas para satisfacer poco pero a varios clientes.

Lozada indicó que dos veces por semana le llegan 720 pacas y en oportunidades una vez cada 8 días, que le duran de dos a tres horas, pues según dijo, las colas para comprarlo a veces son inmensas y por ende tienen que distribuirlo entre los asistentes.

También informó que existen casos en los que puede venderle a los clientes hasta 15 sacos, pero todo depende de la demanda del día, pues a veces tiene que facturar máximo 4 sacos. Al mismo tiempo indicó que el cemento que vende proviene de la fábrica de Cementos Holcin, ubicada en el estado Falcón.

Pues la producción existente en la fábrica de Cementos Táchira está única y exclusivamente destinada a las contratistas que laboran para la Gran Misión Vivienda Venezuela y su venta al público está totalmente prohibida.

Para Lozada, al igual que para otros comerciantes que fueron entrevistados, no existe explicación sobre el por qué existe tan baja producción en la fábrica de cementos ubicada en Palo Grande, pues según informó uno de ellos, diariamente procesan un máximo de 4 mil pacas, que para 1989 era un poco más del 25%, pues en ese entonces la producción diaria alcanzaba los 15 sacos, según aseguró.

En Cúcuta

Según informó Rafael Martínez, obrero de construcción y cliente de una ferretería conocida en San Cristóbal, las pacas de Cementos Táchira que están rotuladas con la prohibición de su venta pueden conseguirse en el barrio La Cesta en Cúcuta, pues según dijo, algunas veces lo ha comprado allá por 80 bolívares. Sin embargo esto es información sin confirmar y a la vez un llamado a las entidades pertinentes para que corroboren o desmientan tal situación.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana