Inicio
Monseñor Domingo Roa Pérez (1915 - 2000) Imprimir E-Mail
escrito por udes J. Blanco P.*   
lunes, 20 de febrero de 2012
Bien lo decía Lucio León Cárdenas: "El Táchira ha sido cuna de grandes e innumerables sacerdotes, así como también ha contado con Obispos que han dejado grandes recuerdos en la grey que cada uno ha guiado y que el Señor les ha encomendado". Uno de ellos es Monseñor Domingo Roa Pérez.

Nace en el Cobre, municipio Vargas, del Estado Táchira, el día 21 de Febrero de 1915; hijo del matrimonio formado por los esposos don Quintelio Roa y doña Juana de Jesús Pérez, una familia muy humilde. Cursa su educación primaria en la escuela unitaria de El Cobre y la secundaria en la ciudad de San Cristóbal y en Pamplona, Colombia, para luego culminar su educación en el seminario y ordenarse sacerdote el 12 de abril de 1941.

Al regresar a Venezuela en 1942, Domingo Roa Pérez fue nombrado profesor en el Liceo Sucre, en Colón del Táchira, actividad que desempeña junto a la labor sacerdotal. En 1946, es nombrado Director del Diario Católico de San Cristóbal, realizando una gran labor periodística. En 1957, es designado Obispo de la ciudad de Calabozo y en 1961 Arzobispo de Maracaibo hasta 1993, ciudad con la cual estuvo estrechamente vinculado.

Dentro de otras labores desarrolladas por Monseñor Domingo Roa Pérez hay que destacar: Administrador Apostólico de la ciudad de Mérida durante 18 meses; ejerció dos veces la presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana; participó en el Concilio Vaticano II y en las conferencias del episcopado latinoamericano de Medellín (Colombia) y Puebla (México).

Por su edad fue jubilado en el año 1993, por haber cumplido los 75 años de edad, pero es llamado por la alta jerarquía eclesiástica a dirigir los destinos de la recién creada Diócesis El Vigía-San Carlos (22 de julio de 1994), tomando posesión del cargo como su primer administrador apostólico, el 22 de octubre de 1994, se inicia así su contacto con El Vigía y el municipio Alberto Adriani, actividad que desarrolla hasta el 19 de junio de 1999, cuando el Monseñor William Enrique Delgado Silva recibe el referido cargo como el primer Obispo titular.

En esta segunda etapa de su vida religiosa, 1999 hasta su muerte, realiza una excelente labor en la que reafirma lo que siempre fue su norte "... evangelizar y promover la vida religiosa, con la convicción de quien educa un buen cristiano, forma indiscutiblemente un buen ciudadano", es por ello que además de la evangelización se le ve vinculado a obras de asistencia social y con la mayoría de los sectores de la sociedad del municipio, en especial con las instituciones educativas.

En la actuación de Monseñor Domingo Roa Pérez, en la Diócesis El Vigía - San Carlos, aparece luminosa la fe sencilla, el amor a los pobres y la pasión por ser hijo fiel de la Iglesia. Es por lo que se le tiene que recordar por siempre, su nombre ha quedado sembrado en el corazón y la historia del pueblo de El Vigía y la región Surlaguense, representada por ocho municipios de los estados Mérida y Zulia, en los que desarrollo su acción pastoral.

Por ello, que al cierre de su gestión, específicamente el 18 de junio de 1999, se develó en su presencia un busto, autoría de la artista plástica merideña Taimi Torres, en el sitio que fue denominado por el presbítero Onias Mora, como el Paseo de los Ilustres, en la parte trasera de la Iglesia Catedral de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, lo que constituyó un reconocimiento en vida a tan significativo personaje.

*Director general del Centro de Investigaciones Históricas y Sociales del Municipio Alberto Adriani (CIHSMAA) Esta dirección de correo electrónico está protegida contra los robots de spam, necesita tener Javascript activado para poder verla
 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana