Inicio
Hoy se celebra el Día de los Fieles Difuntos Imprimir E-Mail
escrito por Eggly Cuesta Márquez   
miércoles, 02 de noviembre de 2011
El Día de los Difuntos se originó en México y se ha expandido a muchos países de Hispanoamérica y el mundo. La Unesco ha declarado esta festividad como Patrimonio de la Humanidad, y es en este día que nuestros familiares difuntos reciben una oración especial, son visitados los cementerios y las misas se hacen para su descanso en paz

La conmemoración de los Fieles Difuntos, popularmente llamada Día de Muertos o Día de Difuntos, es una celebración cristiana que tiene lugar el día 2 de noviembre, cuyo objetivo es orar por aquellos fieles que han acabado su vida terrenal, y especialmente por aquellos que se encuentran aún en estado de purificación en el Purgatorio.

Esta celebración se remonta al año 998, donde se instituye por orden del abad San Odilón en todos los monasterios bajo la tutela de la abadía de Cluny; fijando como fecha de celebración el día posterior al de Todos los Santos.
Con el tiempo, esta celebración se extendió a todas partes. Recién en el año 1914 el papa Benedicto XV autoriza a los sacerdotes celebrar tres días de misa por los difuntos, costumbre que se extendió especialmente en España, Portugal y América Latina.

La celebración en algunos lugares se realiza con ofrendas, (comida, bebidas, flores y regalos) para ayudar a los difuntos en su camino por el inframundo, mezclando creencias paganas prehispanas con la celebración cristiana.

Para los católicos, es un día de recogimiento donde se recuerda a los difuntos y generalmente se asiste al cementerio para rezar por los familiares que ya no están; se acompaña de flores y se orla la tumba del difunto. Por lo que en Venezuela se toma esta fecha para rendir honor a sus muertos y llevarles flores al cementerio. No hay ritos o fiestas importantes, sino un tiempo para recordar a los que se han ido en la privacidad del hogar. También se aprovecha para limpiar y adornar las tumbas.

Los celtas

Pero al hablar del Día de los Difuntos, nos estamos refiriendo también al Día de los Muertos mexicano, al de las Almas en países como Austria o Inglaterra, o al exportado Halloween americano, pero también estamos hablando de festividades como la de Mahalaya en la India o Ching Ming en China.

El motivo de que el comienzo de noviembre signifique una fecha especial en rincones tan dispares, tiene su causa en una tradición celta que nos remonta a más de 3.000 años. Desde el 31 de octubre hasta el 2 de noviembre, los celtas celebraban el fin del período de cosechas con la festividad del Samhain, despidiendo y saludando el paso de su ciclo vital. Durante estos días, los celtas creían que la línea que los dividía con el otro mundo se estrechaba, permitiendo el paso de los muertos a su realidad.

Con la conquista del territorio celta por los romanos, la fiesta se extendió por toda Europa, reconociéndola como "la fiesta de la cosecha", hasta que en el siglo VIII el papado lo convirtió en el Día de Todos los Santos, que precede por motivos religiosos al Día de los Difuntos.

En fin, el Día de los Difuntos se celebra de distintas formas según el lugar, pero en definitiva, es en este día cuando se refleja la importancia que se les da a nuestros difuntos, así como el miedo y la atracción que provoca la muerte.

De colores al luto

Cada rincón del mundo tiene una forma particular de celebrar el 2 de noviembre, Día de los Difuntos, dependiendo de sus tradiciones y del significado que le dan a la muerte. En algunos lugares, los colores y motivos alegres son los protagonistas de la jornada, mientras que en otros el luto y la tristeza cubren los cementerios.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana