Inicio
El carnaval: una fiesta popular por excelencia Imprimir E-Mail
escrito por Eggly Cuesta Márquez/DLA Tachira   
domingo, 06 de marzo de 2011
El carnaval nace como una celebración religiosa antes del miércoles de Ceniza, día en que se inicia la Cuaresma católica. En la actualidad, hay regiones que transforman el carnaval, fiesta en la que intervenía todo el pueblo, en un espectáculo que atrae al turismo.

Cuando se ha tratado de señalar el origen del carnaval, la historia se remonta hasta precedentes de distintas civilizaciones que, sin usar el mismo concepto de fiesta con que se conoce hoy día a esta celebración, sí han utilizado objetos y utensilios similares. En este sentido, la utilización de máscaras en ritos de origen pagano se ha interpretado como la existencia del carnaval en cualquier tipo de cultura que nos ha precedido.

Aquellos tiempos

El historiador Arístides Rojas, recordando los carnavales caraqueños de 1.700, dice que "la ciudad tenía que cerrar puertas y ventanas, las autoridades, las fuentes públicas y la familia debían esconderse para no ser víctimas de la turba invasora. La noches del carnaval de entonces eran lúgubres y la ciudad parecía un campo desolado".

El juego del carnaval con agua y harina, era de una violencia considerable, además de los bailes callejeros que permitían entre hombres y mujeres contactos físicos inaceptables para la moral entonces vigente.

En tiempos de Gómez, los carnavales eran un alarde de solemnidad y todos salían a la calle a ver los desfiles, cual si se tratara de una procesión. Durante el mandato de Guzmán Blanco, se organizaron desfiles de disfraces, comparsas, carrozas y concursos y se pretendió sustituir la ya arraigada forma de jugar con agua, por confetis y perfumes.
Mientras que en la dictadura de Pérez Jiménez, las fiestas eran de gran tronío en calles, templetes, clubes y hoteles. Y al menos unas 40 orquestas extranjeras visitaban la ciudad. No había desorden y todos los días se protagonizaban desfiles por las calles de la ciudad.

También en los pueblos, esta fiesta ha conservado su tradición, al punto de ser muy conocidas las celebraciones carnestolendas de Carúpano, Maturín, Cumaná y Coro. Y sin irse muy lejos las de la frontera, aquí en San Antonio del Táchira, donde para estas fechas cierran la avenida Venezuela para dar paso al desfile de comparsas y demás.




 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana