Inicio
“Mientras en el mundo existan niños siempre habrá un circo Valentinos” Imprimir E-Mail
escrito por Dagoberto Parra Gonzalez/DLA Táchira   
miércoles, 02 de junio de 2010
"Mientras en el mundo existan niños, siempre existirá un circo de la familia Fuentes Valentino para entretenerlos", así se expresó el artista de circo mexicano Valentino Valentino Fuentes, quien a su paso por San Cristóbal con el gran circo "Hermanos Valentinos" compartió con el equipo reporteril de DLA".

Con inmensa alegría y recordando palabras sabias de su abuelo, el artista circense mexicano Valentino Valentino Fuentes, quien está de visita en la ciudad cordial de San Cristóbal con el gran circo de los "Hermanos Valentinos", diálogo con el equipo reporteril de Diario de Los Andes, quien aceptó la invitación del gerente de relaciones públicas del circo Mario López Maluenda, para conocer en detalles la historia de este importante circo internacional.

A pocos minutos de iniciar la función de las 7 y 30 de la noche, el pasado lunes, Valentino Valentino Fuentes en plena puerta principal del circo "Hermanos Valentinos", evocó en primer lugar el recuerdo de su apreciado abuelo Jesús Fuentes Sabalsa, quien fue el artífice de esta empresa circense con setenta años de tradición y espectáculo, y con el paso del tiempo procreó 13 hijos, y cada uno de ellos fundó su propio circo, al igual que parte de sus nietos quienes también cuenta con otros veinte circos que recorren el mundo y en esta ocasión Venezuela, y tal es el caso de los hermanos Valentinos, Renato y Valentino Fuentes, quienes están al frente de este circo.

"Somos la cadena de circos más grande que hay en el mundo, yo vengo siendo la tercera generación dentro de este mundo mágico del circo, primos de los hermanos Gasca, quienes también tienen su circo que ha estado en varias ocasiones en esta ciudad de San Cristóbal.

En estos momentos tengo 34 años de edad, y desde muy pequeñito he estado en el circo, pues mi papá ya tenía su circo dos años antes de venir a este mundo, quiere decir que nuestro circo "Hermanos Valentinos" tiene 36 años de labor ininterrumpida.

Hemos tenido la oportunidad de conocer muchos países y personas, así como diferentes culturas, lugares preciosos, la vida de nosotros es igual a la de ustedes pero al revés, quiere decir que estamos todo el año viajando y cuando tomamos vacaciones regresamos a casa en México y lo pasamos con nuestras familias, mientras que ustedes están todo el año con su familia y trabajo y luego cuando le dan vacaciones se van de la casa para otro lugar"

Desde payasito

Comentó Valentino que empezó desde muy niño en el circo de su padre, haciendo de payasito, también en la cama elástica, luego más grandes pasamos a los trapecios, malabaristas, y bueno allí en el circo se aprende de todo.

"Nos gustan muchos los números cómicos, y desde muy niños hace veinte años en el 89 y 90 cuando llegamos a Venezuela, mantenemos el de la escuelita, cuando trabajamos en Venevisión en el programa Las Cómplices, con Maite Delgado, Carmen María Montiel, Eva Gutiérrez y Raquel Lares.

Siempre que vamos a una ciudad se mantiene un show nuevo y diferente pero siempre se mantiene el de la escuelita pues es un clásico para nosotros los Valentinos.

En la actualidad soy domador, presentó los tigres blancos y de bengala, así como el show de los caballos y ponys, y para ser entrenador hay que ser un poquito psicólogo y aprender bien a conocer a los animales, hay días que un tigre puede estar molesto y no actúa de la mejor manera, y allí hay que armarse de paciencia y dejarlo tranquilo sin maltratarlo".

Respeto y confianza

Finalmente indicó Valentino, que a los animales hay que tenerles respeto y confianza, saberlos entender, que es fácil entrenar a un animal sin golpearlo, por el contrario se hace con entrenamiento clásico, premiando al animal bien cuidado, alimentado y aseado.

"Si es un perrito tu le dices la patita, se la toca y tu la garras, y le das el premio una galletita, un pedazo de jamón, hasta que el perro solito cuando se le dice la patita el la da, en lapso cortos de tiempo sin aburrirlos"

Indicó además que le gustaría casarse con una venezolana, pues son hermosísimas, formar una familia en este país, y ojala que mis hijos también sigan con la cuarta generación del circo.

"Los invito a que vengan al circo, ya estamos en los últimos días, no dejen de visitarnos y pasarán un momento mágico e inolvidable".

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana



Powered By PageCache