Inicio
“No somos invasores, solo resguardamos un terreno ocioso” Imprimir E-Mail
escrito por Jorge Augusto Rodriguez/DLA Mérida   
miércoles, 24 de febrero de 2010
Los trabajadores del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales salieron a exigir su derecho a la vivienda y se apostaron frente a un terreno ubicado al lado del estadio de softbol "Juan Omar Briceño" para resguardarlo, esperan poder tramitar la adquisición del espacio con sus prestaciones sociales y las cotizaciones de la Ley de Política Habitacional

La necesidad de viviendas en Mérida es tan fuerte, que ha llevado a muchas personas a activar lo que consideran una alternativa inspirada en el poder constituyente, o lo que es lo mismo, el poder que ejerce el pueblo como protagonista nacional, acciones que plantean llegar a un terreno y apostarse a sus puertas para resguardarlo y así presionar a las autoridades del estado hasta que les busquen solución, que no es otra distinta a tener techo propio.

Con la firme aclaratoria de que ellos no son tomistas ni invasores, un grupo de aproximadamente 500 personas, compuesto por trabajadores del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss), decidieron por voluntad propia y no manipulados por ninguna instancia, ubicarse en el terreno que da justo al frente de la sede del mencionado centro asistencial, por la avenida Las Américas para plantear desde allí, un aprovechamiento basado en la Ley de Tierras Urbanas, que derive en la edificación de viviendas.

Para ilustrar esta pretensión, Mariela Quiñones, enfermera del Seguro Social, explicó que desde hace un año aproximadamente los trabajadores de esa institución se agruparon para hacer gestiones a nivel de Caracas sobre la necesidad de viviendas, en vista que no han obtenido ninguna respuesta decidieron instalarse en las afueras de los terrenos ubicados en Las Américas, frente al Hospital del Seguro Social y al lado del estadio de softbol "Juan Omar Briceño".

"Debemos aclarar que no es una toma, porque no somos delincuentes, no invadimos la propiedad privada, solo la resguardamos para tratar que se nos escuche. El gobernador la noche del lunes nos dijo que estaba lejos, pero que vendría en la noche o madrugada, en su defecto en horas de la mañana, pero esta es la hora (1:30 de la tarde) y aún no nos ha visitado, para conversar al respecto, tenemos la esperanza de que el señor gobernador no atienda", dijo Quiñones.

No piden regalías

Destacó que ellos no piden que el gobierno les dé todo, el presidente de la República Hugo Chávez debe dar su aporte, aunque el Estado no es responsable de su falta de vivienda. Expuso que ellos podrían ofrecer sus prestaciones sociales y la Ley de Política Habitacional, para resolver la compra de ese terreno.

Comentó Mariela Quiñones, que "ayer se presentó el ingeniero Lujan, quien alega ser el dueño de los terrenos, manifestó querer llegar a un acuerdo amistosos con nosotros para venderlo. Esta mañana (ayer) volvimos a conversar con él y reconoció que es verdad que los terrenos están ociosos, que nunca se han ocupado del espacio para darle ejecútese a algún proyecto, por eso podríamos llegar a buenos entendimientos".

La representación de los trabajadores del Ivss les hizo saber a los vecinos de esa parte de la avenida Las Américas, que ellos no quieren conflictos, ni molestar a nadie, pero deben entender que también son ciudadanos con derechos a tener vivienda, además que ellos como trabajadores del área asistencial, no pueden dar la mejor salud sino tienen la salud emocional plena que da el tener una vivienda digna para ellos y para sus hijos.

"Sabemos que es difícil resolver el problema de la vivienda de los 500 trabajadores que no tienen techo, ojalá se pudiese materializar construcciones de edificios de nueve pisos, tal como ha asesorado personas con conocimiento especializado en la materia, así podríamos alojar entre 300 y 350 familias, sin embargo, continuamos la lucha con nuestro dinero estipulado para la seguridad social, porque muchas veces la gente fallece y eso se queda sin uso allí en el olvido".

Apoyados en Ley de Tierras Urbanas

Mariela Quiñones, quien ilustra con facilidad la situación en nombre de los trabajadores sin vivienda del Ivss, exclamó que tienen fe en su máximo líder, el presidente Chávez, porque a su criterio la Ley de Tierras Urbanas fue un gran regalo de su parte para apoyar casos con el que les asiste, porque son padres y madres de familia desesperados por tener vivienda.

Aunque ya han girado oficios a varios entes del Ejecutivo, siguen a la espera del gobernador del estado Marcos Díaz Orellana, a quien aprovecharon para volver a invitar al sitio, ya que allí se ha activado una firme exigencia de tipo popular.

La representación que resguarda el terreno mantuvo que allí estarán las 24 horas del día, sin cansancio y advirtieron que no permitirán que les hagan la guerra, porque son un numeroso grupo de trabajadores y trabajadoras, acostumbrados a hacer guardias en horas y requerimientos extremos, con alto grado de disciplina, por lo tanto allí permanecerán.

Sin vinculaciones

De manera enfática los trabajadores del Ivss aclaran que su acción de resguardo no tiene relación alguna con las demás ocupaciones dadas en distintos puntos de la geografía regional, es una medida particular, por lo tanto no aceptarán en sus registros de necesitados a personas que se estén censando en otras partes.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana