Inicio
Santo Niño de la Cuchilla mueve la fe en las montañas de Zea Imprimir E-Mail
escrito por Irene Molina/DLA Mérida   
jueves, 07 de enero de 2010
Durante 16 años, se ha realizado de manera organizada la subida de la imagen del Santo Niño de la Cuchilla, en un evento de masas que moviliza a unas 20 mil personas

Cada 6 de enero, miles de peregrinos acompañan a la imagen del Santo Niño de la Cuchilla a su morada, luego de su estancia en la iglesia Nuestra Señora de las Mercedes en Zea, desde el 31 de diciembre.

El padre José Melán, párroco de Nuestra Señora de las Mercedes, fue el encargado de la organización de la misa concelebrada por Monseñor Baltasar Porras, el obispo auxiliar Luis Alfonso Márquez, y sacerdotes de la diócesis de Mérida y del Táchira.

Este año contó con varias personalidades contándose a los alcaldes de Colón y Simón Rodríguez del estado Táchira; Lizandro Morales de Tovar, Léster Rodríguez de Libertador y Carlos Julio Rondón de Zea. El ex alcalde de Zea Fredy Guédez, el ex gobernador del estado Mérida, William Dávila Barrios; el diputado de la Asamblea Nacional, Julio Montoya, el ex alcalde del municipio Chacao, Leopoldo López, y demás autoridades municipales.

El pasado 31 de diciembre, cientos de músicos de la zona, realizaron una especie de serenata al Santo Niño de la Cuchilla en el templo Nuestra Señora de las Mercedes, para darle la bienvenida y pedirle por todos los zedeños, para ser devuelto a su morada el 6 de enero.

Carlos Julio Rondón se mostró complacido por el trabajo realizado de manera conjunta con el padre José Melán, cuidando todos los detalles tanto de logística como de seguridad de manera eficaz y eficiente.

Los prometeros

A la entrada del lado derecho del santuario hay un espacio donde miles de personas han dejado constancia del milagro concedido y ayer 6 de enero, muchas personas subieron a agradecer el favor concedido, como es el caso de la jovencita Ana Betilde Sánchez quien, con 14 años, vino desde Coloncito, estado Táchira, junto a su mamá a pagar una promesa, ya que cuando pequeña sufrió severos problemas respiratorios y ahora que ya está consciente de lo que fue su problema de salud, quiso subir a saldar esa deuda, que su mamá había prometido al Santo Niño.

Otra de las promeseras, que de manera muy pintoresca pagó su promesa, fue Belkis Cárdenas, quien subió vestida como la Burriquita para bailarle todo el día al niño. Venida del estado Barinas, aunque nacida en Tovar, Belkis sufrió un accidente como coleadora de toros y posteriormente sufrió un ACV, por lo que de manera muy efusiva agradeció el favor de la salud, al Santo Niño de la Cuchilla.

45 años de devoción

Rosalino Avendaño tiene casi la mitad de su existencia siendo devoto del Santo Niño de la Cuchilla. Supo de su existencia a través de un amigo quien le invitó a conocerlo y a pedirle por la prosperidad de su negocio, por la salud de su familia, y dijo que "lo que yo tengo, lo tengo por él", manifestó con lágrimas en sus ojos. Desde entonces, no ha dejado un día de darle gracias por la deferencia.

Los invitados

Léster Rodríguez es un devoto de hace años, del Santo Niño de la Cuchilla y por ello cada 6 de enero acompaña en este peregrinaje. "Soy un hombre del Niño de la Cuchilla y por ello siempre estaré aquí, porque esto es una fiesta religiosa, es una fiesta de la esperanza y de la fe".

Fredy Guédez, ex alcalde de Zea, se sintió muy contento de poder estar allí, como hace 16 años, cuando se inició este peregrinaje de manera organizada, con un plan de seguridad que cada año hace que la gente tenga más confianza y seguridad.

Esta peregrinación, a juicio de Guédez, es la manifestación más importante del Occidente del País, una tradición que se ha hecho sentir.

El diputado Julio Montoya manifestó que "en momentos tan difíciles que vive Venezuela, en este evento popular de fe, hay que pedirle a Dios por la reconciliación nacional (...) necesitamos un país despolitizado donde podamos participar todos los venezolanos".

Por su parte, Leopoldo López hizo todas las estaciones de la peregrinación, y de manera especial le pidió al Santo Niño de la Cuchilla por la salud de su pequeña hija, nacida recientemente y por el país. "Vinimos a alabar a Dios, vinimos a alabar al niño, vinimos a pedirle que nos encauce en este 2010 con cosas buenas para todos los venezolanos, que estamos unidos por la fe, unidos en la esperanza".

Por el Santuario

Este año, se pudiera consolidar el proyecto del Santuario del Santo Niño de la Cuchilla, por el que la Arquidiócesis de Mérida y la Alcaldía de Zea han luchado desde hace años. Se espera que en el primer semestre se comience con el movimiento de tierra, obra que todos los feligreses y devotos están esperando para darle un espacio de más prestancia al Santo Niño de la Cuchilla.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana