Incrementan partos prematuros por embarazos no controlados Imprimir E-Mail
escrito por Gabriela Osorio/DLA Mérida   
miércoles, 02 de diciembre de 2009
Se desconocen las razones que provocan los partos prematuros con gran incidencia en el Municipio Alberto Adriani y en la región del Sur del Lago

Partos prematuros. "Tenía tres meses de nacido, cuando descubrí que algo no estaba bien con mi hijo". Desde ese momento -contó Ana Jazmín Pinto Sánchez- comenzó mi peregrinación buscando respuestas. Los especialistas que lo vieron, en diferentes partes de Venezuela, no daban con el problema de mi hijo. "Finalmente, en Caracas, le diagnosticaron el síndrome de weest. Anomalía que se caracteriza por la presencia de espasmos epilépticos infantiles, con convulsiones continuas y retraso psicomotor a nivel cerebral".

Refirió, Ana Jazmín que, a pesar de haber tenido un embarazo controlado, por negligencia médica al momento del parto, no recibió los cuidados necesarios; pues coincidió el alumbramiento con la fiesta de año nuevo, a las 12:00 de la media noche del 31 de diciembre.

Recordó, como se frustraron esos deseos de toda madre primeriza, de tener un bebé saludable. "El diagnóstico causó un estremecimiento en mi hogar y entre mi familia. Después de tres años, todavía resulta difícil entender, por qué nos pasó a nosotros".

Esta situación cambió las prioridades en nuestras vidas -continúo-. Cristhofer Daniel convulsiona hasta 17 veces al día. "Al principio resultaba desesperante, pero con el transcurrir del tiempo nos fuimos adaptando a las circunstancias tratando de llevar una vida normal, dentro de lo posible", sin perder la esperanza de tener otros hijos, culminar su carrera de abogacía, y siendo ejemplo para otras madres que atraviesan por circunstancias similares, acotó.

Estricto control

Cuando un bebé presenta antecedentes ocurridos alrededor de su nacimiento, esos incidentes, deben tomarse en cuenta, porque pueden representar un alto riesgo de dificultades en el desarrollo de ese niño, más cuando ese nonato ha nacido de una madre adolescente o proviene de un embarazo mal controlado.

La médico pediatra, Claudia Álvarez, del Centro de Desarrollo Infantil El Vigía, refirió que en el Municipio Alberto Adriani y la región del Sur del Lago, se presentan con mucha frecuencia partos pre-término, ocasionando el nacimiento de niños prematuros.

La prematuridad viene a consecuencia de embarazos mal controlados, indicó la pediatra. Una madre que tenga menos de cuatro controles en su embarazo, es considerado por los médicos, como una gestación mal controlada o no controlada.

"A consecuencia de eso, encontramos madres que presentan, durante su embarazo, infecciones urinarias y vaginales que muchas veces pasan desapercibidas, ocasionando un nacimiento prematuro".

También se encuentran madres preeclánsicas o con problemas de hipertensión arterial. La preeclampsia puede desencadenar un trabajo de parto antes de las 37 semanas de embarazo, o presentarse la prioridad de extraer el niño a través de una cesárea, corriendo el riesgo inminente de muerte de la madre o que convulsione debido a una hipertensión muy elevada causando la pérdida del recién nacido.

Las hemorragias maternas también pueden inducir a un parto antes de tiempo, estas se presentan en el tercer mes de embarazo, originadas por el desprendimiento prematuro de la placenta.

Alertó la especialista, que todas estas situaciones, representan riesgos de problemas en el desarrollo del niño.

Claudia Álvarez, comentó que otro de los ingresos más frecuentes al Centro de Desarrollo Infantil de El Vigía, es el de niños que nacen por partos normales pero que atraviesan un sufrimiento fetal agudo por la aspiración de líquido meconial.

"Esto pasa cuando el parto no es atendido a tiempo, y el bebé evacua en la matriz de la madre tragando ese líquido, lo cual le causa un sufrimiento por la ausencia de oxigeno, lo que puede traerle consecuencias serias durante su desarrollo".

Esgrimió, que estas patología son remitidas principalmente desde los centros hospitalarios del Sur del Lago.

Atención especializada

El Centro de Desarrollo Infantil (CDI) de El Vigía, próximo a cumplir 8 años de fundado, es un servicio de apoyo de la dirección de Educación Especial del Ministerio del Poder Popular para la Educación. Esta institución recibe niños desde cero hasta los seis años de edad, la mayoría desde los hospitales y clínicas de asistencia privada que conocen el trabajo que lleva a cabo este Centro, en el Municipio Alberto Adriani y la región del Sur del Lago.

La directora encargada, Aura Gautier, informó que actualmente en el CDI recibe una población de 376 niños, que se atienden en un promedio de 30 por día.

En el CDI, son atendidos los niños remitidos en situación de riesgo, por motivo genético o adquirido del entorno, es decir, que presentan alguna alteración causadas por alguna complicación que pudo haber ocurrido antes del embarazo, durante el parto o después del nacimiento.

Los médicos pediatras del CDI realizan una exploración inicial de todo el desarrollo evolutivo del infante en todas sus áreas: motora, lenguaje, emocional-social y motorafina (desarrollo sexual). Todos esos aspectos integrales son evaluados de acuerdo con la maduración del niño y su aprendizaje; mientras que a la madre, se le orienta en relación a cómo debe estimular al niño para que pueda potencializar todas sus capacidades de crecimiento.

Marisela Rincón: "Después de tres pérdidas por nacimientos prematuros, logré tener un hijo sano con un riguroso control de embarazo".

Josefina Fernández: "Tuve nueve años tratando de tener un hijo; llegué a feliz término con mi embarazo cuando cumplí todas la indicaciones durante los controles médicos".

Malformaciones por fumigaciones

Al CDI de El Vigía, ha ingresado un alto índice de niños procedentes de la población de Santa Bárbara del Zulia, con malformaciones congénitas. Son pacientes con hidrocefalia y alteraciones genéticas, que a decir de la especialista, pudiera atribuírsele a la contaminación que sufren las gestantes, por las constantes fumigaciones que se realizan en las plantaciones en la zona.

Recomendaciones a las madres

- Una vez que se conoce su existencia, iniciar un estricto control durante su embarazo.

- Es fundamental que la madre tenga al menos un control mensual durante su embarazo, de esto dependerá el éxito de un parto normal, porque permite corregir a tiempo cualquier problema que se presente.

- Las medidas preventivas deben acatarlas principalmente las madres de alto riesgo, como por ejemplo: una madre adolescente, mayor de los 35 años de edad y las multi-gestas (aquellas que ha tenido más de cinco partos).

- Desde el mismo momento que el niño nace, debe tener un buen control pediátrico, a través del cual pueda detectarse cualquier anomalía que surja durante su crecimiento.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana