Inicio
Propiedad privada de La Fortaleza fue demostrada ante el Inti Imprimir E-Mail
escrito por Yohana Pérez Chávez/DLA Mérida   
viernes, 27 de noviembre de 2009
Desde 1657 hay propiedad privada sobre ese espacio y 45 mil hectáreas más, por formar parte de la sucesión de Juan Gines de Molina y Bartolomé Solano

El propietario de la agropecuaria La Fortaleza, Arnaldo Pérez Sánchez, anunció que en diversas oportunidades ha demostrado con documentos fehacientes la titularidad de la propiedad de la tierra que el lunes pasado fue ocupada por organismos del Gobierno nacional.

Arnaldo Pérez Sánchez, ganadero, agricultor e ingeniero eléctrico de profesión, explicó que la finca consiste en 681 hectáreas, de las cuales 350 son montaña virgen que ni su padre ni él se han atrevido a tocar, porque antes que todo son ambientalistas y conservacionistas, además que el predio está ubicado en una zona Abrae, y 331 hectáreas están en plena producción.

La Fortaleza está ubicada en un sitio que podría denominarse estratégico, al lado del Fuerte Caribay, también de Pdvsa, se encuentra a orillas de la carretera, con vías internas en buen estado y a tan sólo 7 minutos de la ciudad de El Vigía.

Presto a ofrecer siempre la colaboración al Ejército venezolano, Arnaldo Pérez indicó que sus tierras se las ha facilitado a los soldados para que realicen sus entrenamientos de convivencia.

Dijo Arnaldo Pérez que en los últimos meses ha sido víctima de acciones que a cualquiera hubiese debilitado, no obstante convencido de actuar en el marco de la Ley se ha fortalecido.

"Lo que yo estoy viviendo hoy es una invasión, el Gobierno se está apoderando de propiedades privadas, eso lo he comprobado en reiteradas oportunidades con documentos fehacientes ante los organismos competentes, la Agropecuaria La Fortaleza me pertenece", exclamó.

A manera de recuento

La fundación de La Fortaleza data de 1952 en manos de Bartolomé Pérez padre de Arnaldo Pérez, en el año 1959 fue invadida por el Gobierno de la época, quien expropió unas hectáreas que pagó, porque fue comprobada la veracidad de la propiedad de la tierra, "desde esa época la Agropecuaria La Fortaleza ha sido el conejillo de india para los invasores, posiblemente por la calidad de la tierra, buena en la parte sur norte y mala en el sector sur", dijo el propietario.

Indicó que el Inti y el Ministerio de Agricultura y Tierra están enterados que ese predio es propiedad privada, ya que luego de una inspección realizada en el año 2005 por los mencionados organismos, la hacienda fue declarada como tierras 100 por ciento productivas aunque en terrenos baldíos de la Nación, "cosa que es falsa, porque desde 1657 hay propiedad privada sobre ese espacio y 45 mil hectáreas más por formar parte de la sucesión de Juan Gines de Molina y Bartolomé Solano".

Continuó el ingeniero Pérez indicando que esa declaratoria de terrenos baldíos ocasionó que se demandara al Inti ante el Juzgado Superior Cuarto Agrario, donde se declaró que los documentos presentados por la parte autora tienen validez jurídica, pero indicó que el Inti podía declarar terrenos baldíos, motivo por el cual se introdujo Recurso de Apelación al TSJ en Sala de Casación Social Agraria que dictaminó de igual manera la validez, la titularidad de la propiedad de la tierra y sostuvo que el Inti no tiene potestad para declarar terrenos baldíos de la Nación.

Según información del presunto propietario, como dicen los representantes del Inti, La Fortaleza ha sido víctima de hurtos, invasiones, allanamientos, atropellos y sus dueños fueron secuestrados en el año 2008, lo que ocasionó que productivamente la finca se viniera a menos.

Qué ocurrió

En la actualidad declaran la Agropecuaria La Fortaleza como tierras ociosas y baldías de la Nación, argumentando una resolución de 1967, pero con dos grandes errores, el primero que es área física que indican no se corresponde con la ubicación de La Fortaleza, y el segundo, que esa resolución establece que las tierras que tienen comprobada su titularidad antes de la fecha del mismo le pertenecen a sus propietarios.

Pérez Sánchez dijo que le están haciendo un daño muy grande, porque no le permiten en estos momentos ordeñar el ganado lo que podría ocasionar la muerte del mismo y le impiden sacar sus bienes, los implementos y herramientas de trabajo de las dos empresas constructoras, Arpesa e Incielmeca C.A., propiedad del vocero.

Dijo que en la finca hay 164 animales y se están perdiendo cerca de 300 litros de leche diarios, por el impedimento de los funcionarios asentados en el lugar de evitar el ordeño, además de la lamentable pérdida de leche, las vacas y los becerros podrían morirse como consecuencia de fiebre de leche.

Mentiras y engaños

Pérez Sánchez manifestó sentirse engañado, ya que él ha estado en conversaciones de compra-venta con el Inti local y nacional y con el alcalde del municipio Alberto Adriani, Robert Ramos, a quienes les entregó en varias oportunidades toda la cadena titulativa de La Fortaleza, incluyendo la decisión del TSJ, "ellos saben que la agropecuaria es propiedad privada, pero aún así proceden a realizar esta confiscación disfrazada de rescate, porque ya me habían manifestado que el Gobierno no tenía con qué pagar".

"Me levantan este expediente y me notifican cuando ya están adentro, cuando ya han invadido, yo les pregunto, ¿no creen que en función de todo lo que nos ha pasado a mi familia y a mí deberíamos estar en resguardo absoluto y dejarnos trabajar mis tierras como debe ser?".

"Pero si no quieren dejarme trabajar mis tierras, yo les digo al Inti o al Gobierno nacional, ¿quieren La Fortaleza?, por la razón que sea, cómprenla, vamos a sentarnos y conversamos, fijamos un precio y se la vendemos, pero no me la quiten a las malas, no me la roben, porque eso es propiedad privada, tengo la ley que me ampara y me defiende, y si no, déjenme trabajarla".

Aun cuando el señor Pérez Sánchez está dispuesto a negociar con el Gobierno nacional y en espera de que esto se produzca, le queda la opción de presentar sus alegatos para comprobar la cadena titulativa al Inti, en un lapso no mayor de 8 días y posteriormente apelar ante el Juzgado Superior Cuarto Agrario en Barinas, donde ya acudió hace unos años, la nulidad del acto administrativo, en un lapso de 60 días.

Responsabilidad del Gobierno

Arnaldo Pérez Sánchez notablemente preocupado manifestó querer dejar constancia pública que cualquier daño que le ocurra a él o a su familia es responsabilidad del Gobierno nacional o regional.

 
Cámara de Comercio e Industria del Estado Táchira

Encuesta de la semana